28/3/07

A oscuras (...)


La musa que logró salir de la nebulosa le había iluminado el camino de la probable felicidad. Pero su luz, poco a poco, se fue apagando. Y él quedó a oscuras. Se dio cuenta de que estaba desnudo. Sin energías. Sólo le quedó una insoportable condena que deberá purgar hasta el final de sus días. Su mente, eternamente disconforme, no deja de plantear problemas imposibles de resolver. Ya no puede disfrutar de las cosas simples. Llora. No para.

2 comentarios:

Dios dijo...

muy muyu bueno...y ni hablar de que somos de los mismos pagos, incluso el barrio. saludos.

... dijo...

Gracias por el elogio.

Por otro lado, tengo la necesidad de manifestar la conmoción que sentí por las dos revelaciones que traen aparejadas su generoso comentario:

1)Dios lee mi blog. Sabía de su omnipresencia y también de su condición de todopoderoso... Pero llegar hasta aquí me parece demasiado. No creo merecerlo. Sobre todo a sabiendas de que hay un montón de cosas más importantes que revisar esta simple entrega cibernética.

2)Dios nació o vive en Banfield. Con esto, ante todo, confirmo la teoría de que es argentino. Y, a su vez, descubro por qué los impuestos son tan altos en esta zona... Cuesta caro estar cerca del Señor...

Saludos