11/11/09

Luces (...)

Sonrisas, ilusiones. Son faros. Señales que inequívocamente hacen explícita la obligación de seguir el camino. El resto, los alrededores, pura oscuridad que redunda en cansancio y hartazgo. Por suerte, las luces no se apagan.

1 comentario:

Pelado dijo...

Están las luces de emergencia, también. Esta y la anterior, la de los llantos, son dos entradas contundentes.
Salud!
PD: Poné una Heineken en el freezer