25/9/08

¿Cómo estás? (...)

-Y vos, ¿cómo estás?
-...

El hombre sintió un pequeño ahogo. Le costó un instante retomar el ritmo normal de su respiración. Jamás imaginó que una pregunta tan sencilla le despertara semejante confusión. Se dio cuenta de que llevaba tiempo sin conocer el paradero de sus sensaciones y sentimientos. Se angustió. Le dieron ganas de llorar.

-¿Te pasa algo, Juan? ¿Estás bien?
-Sí. Bah, un poco confundido. Pero quedate tranquilo. Voy a estar bien.
-¿Querés ir a tomar algo?
-Dale...

1 comentario:

Dragon de Azucar dijo...

No sé cómo lo lográs pero le pegas siempre en el clavo.

Felicitaciones

Saludos