7/12/07

Silencios (...)

Algunos sostienen que es saludable. Es cierto. Porque generalmente ofrece tranquilidad. Sirve para tomar aire y también grandes decisiones. Pero hay distintos tipos de silencios. En ocasiones, puede llevar a pensar en exceso y resultar altamente contraproducente. Es, en ese caso, sinónimo de soledad. Entonces, se asocia casi sin vacilar con la angustia. Y hace doler. Agobia. También puede funcionar como un modo de desprecio. Ahí, el silencio lastima. Hiere.

2 comentarios:

Pelado dijo...

El peor silencio es el de la cobardía, el del miedo, el del falso refugio. El peor, claro, para mí. Así que perdón por el atrevimiento. Es que me ha hecho reflexionar y le doy gracias por ello. Necesitaba, es evidente.

... dijo...

Gracias por el aporte, amigo.