19/8/08

Casi todo, casi nada (...)

Casi todo sucedió en ese maravilloso y fútil instante.
----------------------------------------
Los estados de ánimo, volátiles y cambiantes, derrumbaron con furia todas las estructuras e intentaron edificar sobre las flamantes ruinas. Sin embargo, apresurados, olvidaron destruir los cimientos. Y ahí estuvo la gran falla: la construcción de una realidad alternativa se tornó imposible. Las aparentes semejanzas eran, en realidad, incongruentes diferencias. Cada una de las situaciones encontró inequívocamente su propio antónimo. Entre histerias y cobardías, el nuevo escenario se desdibujó mágicamente. Ya era demasiado tarde. Las horas se habían convertido en días y los días se habían transformado en meses.
----------------------------------------
Casi nada sucedió en ese maravilloso y fútil instante.

2 comentarios:

Dragon de Azucar dijo...

Instante que nadie nota, o que todos ignoran, por diversión, desidia o desición, quién sabe

Saludos

Anónimo dijo...

Diosssss es muy lindo lo que escribís te juro que me encanta. Un aplauso de mi parte.
sofi