4/4/08

Tentación (...)

Jamás alza la vista. Apenas mira de reojo. En realidad, observa. Espía. Está al acecho. No tiene prisa. Tampoco escrúpulos. Su belleza la protege. Casi tanto como su histriónico cinismo. Sólo aguarda el momento indicado. Sus presas están indecisas. Saben que deben escapar. Pero prefieren esperar mansamente su ataque. Ella es una tentación. Irresistible.

1 comentario:

Berenice dijo...

Sr ...
buenas...es la primera vez que firmo, pero no la primera vez que entro a leer de tus textos(que creo ya llevo todos leidos) y, la verdad, están muy buenos :)
Mmm también, aprovecho para decirte que pases por el mio y observes el desastre que hice con lo de las etiquetas y te rías de mi inutilidad para con la tecnología jaja.. no sé si es que lo hice mal....o qué :(
Desde ya mcuhas gracias...y pongale pilas a tu blog ud tb que esta muyyyyy bueno.
besosss!