8/3/10

Curva (...)

Empieza a recorrer la curva ascendente que tarde o temprano se transformará en descendente. Así, tras fracasar en los vagos intentos por construir sus propias utopías, se percata de que no escapa de la medianía. Se trata simplemente de un hombre ordinario, que jamás pudo codearse con sus sueños. Es más, casi siempre se empantana en sus inconducentes pesadillas. Sólo falta un poco más de convencimiento para comenzar a disfrutar de la escasez sin perder nunca más el sueño por la inalcanzable abundancia.

1 comentario:

Diego dijo...

"inconducentes pesadillas"
Es brillante.
Me sentí tan identificado que te insultaría para felicitarte.
Abrazo.